Los jóvenes y el Tercer Reich

Publicado el Publicada en Blog

«Además de controlar la educación superior y media, los nazis estaban muy preocupados por influir en la educación moral y el ocio de los niños y adolescentes».

«En algunos casos las mujeres se dejaban embarazar para dar más hijos a Hitler o secuestraban niños de raza aria en los territorios conquistados».

Los últimos en rendirse en el Berlín asediado y en ruinas de abril de 1945 fueron los jóvenes, muchos de ellos casi niños, la mayoría criados en los principios del nacionalsocialismo, en medio de una sociedad fanatizada y manipulada por el régimen nazi. ¿Cómo había conseguido Hitler conquistar los corazones de los niños y los jóvenes alemanes en poco más de trece años?

Muchos piensan que Adolf Hitler logró lavar el cerebro a millones de alemanes. Es cierto que su oratoria era capaz de seducir y convencer a cualquiera, pero el proceso fue mucho más lento y progresivo.

El fascismo y el nazismo eran, en la década de los años veinte y treinta, ideas novedosas y para muchos parecían formas razonables de superar a las democracias occidentales que habían caído en la corrupción, la crisis económica y una lenta decadencia cultural.

El famoso crac del 29, el revanchismo de una sociedad alemana humillada, que había visto su país hundirse en la más absoluta miseria y la habilidad de la propaganda nazi fueron algunas de las claves para que se produjese uno de los cambios sociales más rápidos y nocivos de la Historia.

Objetivo controlar a la juventud.

Desde la llegada al poder de los nazis, en enero de 1933, uno de sus objetivos principales fue aleccionar a los más jóvenes y conseguir que fueran afines a su ideología. Para ello, los nazis desmontaron el sistema pedagógico alemán, con el fin de construir uno a su imagen y semejanza.

El el discurso ante los jóvenes en Núremberg en el verano de 1937, Hitlerexpresó su ideario político sobre la juventud: «La juventud hoy tiene unos ideales distintos a los que poseía en tiempos anteriores. En lugar de una juventud que antaño era educada para el placer, crece hoy una juventud que es educada para la entrega, para el sacrificio; pero en especial, para el fortalecimiento de un cuerpo sano, con facultades de resistencia».

Mario Escobar. Nos prometieron la gloria.

Con el fin de insuflar en los más jóvenes estas ideas ultranacionalistas Hitler utilizó todo tipo de estratagemas.

El nazismo hizo una limpieza de profesores contrarios a su ideología, ya fuera por medio de jubilaciones anticipadas o por expulsiones directas de los maestros sospechosos. Para ello el director del Ministerio de Interior Wilhelm Frick creó el 9 de mayo de 1933 el Diario General de los Profesores Alemanes, en el que se defendía que los docentes debían enseñar a sus alumnos principios nazis.

Antes de la Segunda Guerra Mundial el 97 por ciento de los profesores ya estaba inscrito en la Liga de Profesores Nacionalsocialistas. Además, los propios estudiantes podían denunciar a cualquier docente que no enseñara los valores del partido.

El 10 de mayo de 1933, un día después del manifiesto publicado por el ministro, se produjo la famosa noche de quemas de libros. Miles de jóvenes liderados por la conocida Deutsche Studentenschaft, la asociación de estudiantes alemanes nazis, prendieron hogueras por toda Alemania, enviando al fuego a todos los autores sospechosos de ser comunistas, judíos, liberales o simplemente pacifistas.

El 19 de abril los estudiantes nazis, de forma coordinada, asaltaron aulas universitarias e institutos para sacar de ellas a los profesores judíos, comunistas o contrarios a los nazis, también obligaron a dejar los estudios a los alumnos judíos y comunistas. El control sobre las aulas por parte de los nazis fue total a los pocos meses de la llegada al poder de Hitler.

Las Juventudes Hitlerianas

Además de controlar la educación superior y media, los nazis estaban muy preocupados por influir en la educación moral y el ocio de los niños y adolescentes.

Desde la más tierna infancialos niños aprendían a leer y escribir utilizando textos en los que se incluía a líderes nazis o sus valores retrógrados. El deporte y las salidas al campo se utilizaban para adoctrinar a los niños y trasmitir los nuevos valores del Tercer Reich.

Antes de la llegada de los nazis al poder las Juventudes Hitlerianas tenían apenas 20.000 miembros. Era una de las organizaciones más reducidas en el ámbito juvenil, pero la prohibición por decreto de todas las asociaciones menos las católicas permitieron que a finales de 1933 la organización nazi ya contara con 2,3 millones de miembros y poco antes de la guerra con 9 millones, la casi totalidad de los niños y adolescentes mayores de diez años.

Los alumnos de raza más pura y los más fanáticos eran educados en las Napolaslas escuelas de Adolf Hitler o las Ordensburguen. Las dos primeras pretendían criar a la próxima generación de líderes nazis y la última formaba a los miembros de la Orden Negra creada por Himmler.

Las Juventudes Hitlerianas atraían a los jóvenes por su simbología militarizada, el compañerismo y el poder que les otorgaba la simple pertenencia a la organización.

A partir de 1943, los nazis convirtieron a las Juventudes en una especie de reserva militar, a medida que se quedaban sin soldados en edad adulta. Al principio ayudaban como voluntarios en los incendios causados por los bombardeos, pero enseguida se incorporaron a unidades como la 12.ª División Panzer SS Hitlerjugend, que fue una de las más fanáticas del ejército alemán. Según avanzó la guerra los nazis enviaron a miembros más jóvenes al frente, algunos de ellos niños de doce o trece años.

La Liga Femenina de muchachas alemanas

Las mujeres fueron adoctrinadas por separado. Alemania pasó de ser uno de los estados que defendían la igualdad entre sexos a convertirse en uno de los más retrógrados de Europa.

La organización constaba de tres etapas, desde niñas de diez años hasta mujeres de veintiuno. Se educó a la nueva generación en valores machistas, por los que la mujer debía ser ante todo madre y dar el mayor número posible de hijos al Reich Alemán. Las SS fundaron las famosas Lebensborn para que sus miembros tuvieran a sus hijos; en algunos casos las mujeres se dejaban embarazar para dar más hijos a Hitler o secuestraban niños de raza aria en los territorios conquistados.

Por otro lado, se limitaba el acceso de las mujeres a la educación superior. La reforma de 1933 limitó a un 10 por ciento el número de mujeres que podía haber en una clase. En la escuela secundaria se redujo casi a la mitad entre los años 1926 y 1937.

El número de mujeres que estudiaba en la universidad país pasó de 128.100 en 1933 a poco más de 51.000 en 1938.

Los soldados más fieles de Hitler

La manipulación de la juventud produjo el efecto perverso de crear una generación para el servicio fanático de los nazis. La música, la forma de vestir o la simple diversión fuera de los cánones del parido estaban prohibidas. Algunos de los jóvenes rebeldes, como los llamados chicos swing, fueron perseguidos por seguir y admirar música considerada degenerada. Los jóvenes querían vestir como los héroes de las películas juveniles norteamericanas. Se calcula que al menos unos trescientos jóvenes terminaron en los campos de concentración por su amor a la música no oficial.

Los protagonistas de Nos prometieron la gloria pertenecieron a esa generación marcada por el nazismo. El deporte y la amistad les permitieron sobrevivir a la presión social e ir contracorriente. Mario, Eduardo, Ernest, Ritter y Hanna son parte de esa generación alemana que se enfrentó al autoritarismo nazi.

El 6 de noviembre en 1933 Hitler lanzó una amenaza que se cumplió plenamente: «Cuando el opositor dice “no me acercaré a vosotros‟, yo le respondo sin inmutarme: “Tu hijo ya nos pertenece. Tú pasarás. Sin embargo, ellos ya se significan en el nuevo campamento. Pronto no conocerán más que esta nueva comunidad‟».

Cuando terminó la fiesta de sangre y fuego y se acabaron las hogueras en mitad del campo, los himnos patrióticos y los desfiles, millones de jóvenes se dieron cuenta de que habían sido seducidos por el mal. Los jerarcas nazis les habían prometido la gloria, pero en su lugar les entregaron una Europa en ruinas que tuvieron que levantar con el esfuerzo de sus manos desnudas.

Mario Escobar, autor de varios libros, es HISTORIADOR Y HA DEDICADO TODA SU VIDA A LA INVESTIGACIÓN DE LOS GRANDES CONFLICTOS HUMANOS. SU ULTIMA OBRA ES NOS PROMETIERON LA GLORIA (HARPER COLLINS).

 

Lección 1 para el 2017: En la vida siempre hay que saber actuar con elegancia

Publicado el Publicada en Blog

img_5247

 

Lección 1 para el 2017: En la vida siempre hay que saber actuar con elegancia. Eso no significa que no te afecten las críticas injustas, los comentarios maliciosos o las murmuraciones sobre lo que haces o dejas de hacer. Siempre me he considerado un espíritu libre, que únicamente tiene que dar razones ante Dios, mi conciencia y mi familia. Eso me ha hecho fuerte, me ha convertido en un corredor de fondo en un mundo de velocidad rápida. Creo que en las distancias cortas gano, ya que no puedo evitar sentirme empático y ponerme en el lugar del otro. Por eso, no miréis nunca atrás, a no ser pare corregir los errores cometidos o pedir perdón; luchad por vuestros sueños, aunque nadie crea en vosotros, determinaros a ser felices, pero que vuestra felicidad no dependa de agradar a los demás, más bien de exigir respeto por vuestra persona. Aprender a cerrar puertas, para que la vida te abra otras nuevas, mantenerte firme en lo que crees, ser honrado y dejar que el destino haga el resto. Gracias a todos por amarme sin merecerlo, por admirarme sin merecerlo y por seguirme sin merecerlo. Un abrazo para todos.

Nos vemos en la FIL de Guadalajara

Publicado el Publicada en Blog

img_1484Este año estaré con Amazon en la FIL de Guadalajara, México. El evento del libro en español más importante del mundo.

Estaré firmando libros, dando algunos talleres y disfrutando con los lectores. Este es el programa. No te lo pierdas.

Actividades en la FIL de Guadalajara con Amazo

El horario para la FIL:
Sábado 26 de noviembre a las 6:30pm-8:00pm -– Los libros que cambiaron mi vida + firma de libros.
Domingo 27 de noviembre 10:00am – 11:00am — Mesa de prensa
12:15pm – 1:15pm – Experiencia KDP + Amazon Publishing (personal)
5:00pm – 5:30pm Mario Escobar Bestsellers: De la idea a la tecla.
Mercedes Pinto Maldonado Mañas de una autora superventas.
Final de la tarde haremos un sorteo de Kindle.

Todo está en los libros

Publicado el Publicada en Blog

Mujer-comiendo-un-libro
Ahora Hacienda, que ya no somos todos, persigue a los escritores jubilados en España. Aunque, pensándolo bien, siempre en España se ha perseguido a los escritores y creadores en general. En este país está tan mal visto pensar, como triunfar e intentar ser honrado.
Los escritores para los de derechas somos unos “rojos”, unos gandules que viven del cuento, para los de izquierdas la cultura es un mero instrumento para adoctrinar al pueblo, por eso tiene que colectivizarse, permitiendo que la piratería continué a sus anchas. Dentro de poco los escritores nos extinguiremos o peor aún, todos seremos escritores.
Sin duda la historia se repite, un país que no ama a sus escritores y que no ama a los libros no puede tener un gran futuro. Espero que los españoles además de criticar al gobierno, que no está de más, deje de piratear música, películas y libros, dando a los creadores la afortunada de jubilarse, ya que me temo que son muy pocos los escritores que tienen que renunciar a su jubilación por ingresar más de ocho mil euros al año en derechos de autor.
Todo está en los libros, hasta el precio de la estupidez humana y sus consecuencias señor Montoro.

La soledad del liderazgo. Ya a la venta en Estados Unidos y América Latina

Publicado el Publicada en Blog

Muy pronto estará en España, pero ya podéis conseguir La soledad de liderazgo en el Nuevo Mundo. Un libro que trata sobre los problemas y dificultades que se encuentran los líderes modernos, pero también quiere dar una visión positiva del liderazgo. Publicado por Grupo Nelson.

Este es la sinopsis:

Hay muchos líderes solitarios, marcados por la dureza del ministerio, pero sobre todo por la imposibilidad de compartir con la gente que les rodea sus alegrías y sus penas.

Los líderes necesitan momentos de soledad con Dios, pero también necesitan una comunicación fluida con su familia, sus colaboradores, su congregación, con otros pastores y con sus mentores. Cuando los puentes de comunicación se rompen, surgen el aislamiento, la depresión, el sentimiento de culpa, frustración, desánimo y soledad. ¿Quién cuida al cuidador? Muchas veces nadie. Cada día cientos de líderes abandonan el ministerio, son expulsados de sus denominaciones o quedan rotos por el peso de su soledad.

La soledad del liderazgo aborda este difícil tema con sencillez, sin prejuicios y ofrece una guía práctica mostrando personajes bíblicos que tuvieron estos mismas retos y cómo los superaron.

Este es el booktrailer:

Para Adquirir:
http://tienda.lidervision.com/la-soledad-del-liderazgo
Sígueme en: @EscobarGolderos y Mario Escobar (Face)

Ser escritor: Una carrera de fondo

Publicado el Publicada en Blog

Cuando estaba estudiando bachillerato era un gran aficionado al atletismo. Me gustaban especialmente las carreras de velocidad. Conseguir correr un sprint y llegar el primero parecía uno de los pasajeros placeres de la adolescencia. Al crecer y madurar te das cuenta que la mayoría de las carreras que merecen la pena en la vida son los maratones.
No voy a descubrir nada nuevo si comento que ser escritor no es nada fácil, vivir de esta profesión parece misión imposible. Hoy muchos se lanzan a la auto-publicación con la esperanza de hacerse ricos muy rápido, descubriendo a los pocos meses que ser escritor y millonario son casi antónimos.
Muchas veces recibo preguntas en mis correo o en la redes sociales. Algunos escritores y no pocos oportunistas me preguntan que hago para vender tantos libros. Mi respuesta no suele gustarles mucho. Siempre les contesto que es una cuestión de tesón, esfuerzo, paciencia y perseverancia.
El autor se examina con cada nuevo libro. No importa el éxito anterior, cada lector quiere que el nuevo libro sea igual o mejor que el anterior. El trabajo de meses es a veces destrozado en minutos por lectores que piensan que escribir es sencillo y que ellos mismos podrían hacer historias mejores que la tuya.
Hace poco un escritor se sintió tan frustrado ante los comentarios que recibía que quitó su obra de una plataforma de ventas. No podía soportar la presión y pensaba que las críticas tenían razón. La falta de objetividad ante una obra artística, unida a la inseguridad de los creadores, puede cercenar rápidamente la vida de un buen escritor. Hay muchos casos de ese tipo de timidez literaria en la historia de la literatura.
El mundo no es justo y el mundo literario tampoco. Muchas veces se premia a los guapos o las editoriales quieren escritores mediáticos, antes que buenos libros.
En algunas ocasiones falta compañerismo entre los escritores y la soledad de la escritura vuelve locos a muchos, pero como diría Stephen King: Muchas veces la literatura me ha servido para escupir a la cara de la realidad.
En esta profesión he encontrado a gente maravillosa a los dos lados de la trinchera. Editores que amaban los libros, periodistas comprometidos con su profesión y amigos, muchos amigos.
Ante la pregunta: ¿Merece la pena convertirse en escritor? Os hago la pregunta: ¿Merece la pena ser feliz? Sí, mil veces sí.
Cada día me siento ante un teclado frente a una ventana. El ordenador, el infinito y yo hacemos un pacto que consiste en crear mundos paralelos al nuestro. ¿Puede existir algo más emocionante?
Esta profesión lleva más de 3000 años en crisis, pero es la mejor profesión del mundo. Todos quieren ser como nosotros. Periodistas, famosos, deportistas o políticos no se ven realizados hasta que escriben un libro.
Amigo, nunca abandones tus sueños o te encontrarás solo. Un hombre sin esperanza es una cáscara vacía.

Lo que no se ha dicho de El Primer Concurso Literario de Indies de Amazon y El Mundo

Publicado el 4 comentariosPublicada en Blog

650_1000_indies

Por Mario Escobar

Cuando todos nos enteramos que Amazon convocaba el primer concurso de indies en español la reacción inicial fue de sorpresa. Después de leer atentamente las condiciones del concurso, cualquier persona medianamente inteligente supo que era una gran oportunidad. Algunos se lanzaron al ruedo sin saber muy bien que hacían y otros se quedaron a mirar desde la barrera.

Al principio la participación en el concurso fue tímida, pero a medida que algunos veían la plataforma que suponía para sus libros en Amazon, la cosa se fue animando. Creo que al final 794 libros, casi 800, se presentaron al certamen. Todo un éxito.

La reacción fue múltiple. Por un lado, algunos autores se quejaron de que sus libros comenzaban a vender menos por la avalancha de novedades y la promoción que se daba al concurso. Por otro lado, otros criticaron las bases del concurso, comentando que un indie dejaba de serlo al convertirse en autor que cedía sus derechos a editoriales. Mientras las polémicas crecían, yo me fijaba en un fenómeno que, algunos cegados por la ira, otros por la indiferencia o la crítica, parecían no percibir. Ese fenómeno era la aparición de nuevos escritores, que de otra manera hubieran tardado mucho más en ser conocidos y publicar. Uno de los primeros fue Carlos J. Server, con su novela Un día con suerte, después Paloma Aínsa con su libro Siete Cero Dos y Ulises Bertolo con La Sustancia Invisible de los cielos, retirado del concurso tras la compra de su obra por la Editorial Espasa.

Este fenómeno acelerado por el concurso creó de un plumazo una “Nueva Generación Indie” que se ha colocado en la lista de los más vendidos en España y Estados Unidos. En ella están otros autores y autoras como:  Francisco Ángulo, Álvaro Botija e Isabel Bellmer, entre otros muchos.

También permitió un nuevo lanzamiento de autores como Fernando Gamboa, Jorge Magano o un servidor, pero sobre todo ha servido para sacar mucho talento a la luz.

Algunos seguirán gritando a los cuatro vientos que el concurso es para vender libros y que no se valora la calidad literaria, pero una vez más se ha demostrado el gran talento que hay de escritores en español.

Espero que en próximas ediciones el concurso descubra personas que sueñan con ser escritores, a pesar de que otros desde la barrera sigan criticando, mientras muchos autores indies continúan luchando por sus sueños.